21 oct. 2010

Aprobada la nueva Ley antitabaco, el único acierto del Gobierno Zapatero


Hoy toca felicitar al gobierno Zapatero por la aprobación de la nueva Ley Antitabaco, ya que considero que era una medida necesaria y demandada por mucha gente, pero que nadie se atrevía a plasmar en una Ley. Lástima que no tuviesen el valor de dar ese paso en la primera Ley que sacaron, inútil y destinada a quedar bien con todos, cosa que como se ha demostrado es imposible.

Me imagino que muchos lectores no estarán de acuerdo con lo que digo, pero entiendo al igual que lo hago con mis amistades, que se trata de la indudable dependencia que tienen sobre una sustancia que a partir de ahora les va a ser más difícil o por lo menos incómodo su consumo.

Este blog siempre se ha caracterizado por decir lo que piensa y analiza,  sin posicionarse al lado de algo por intereses, por políticamente correcto o por contentar a nadie. Mi manera de moverme es siempre la misma, aplicar el sentido común a las cosas, y este caso no podía ser diferente.

Los argumentos de los fumadores y de ciertos medios en contra de la prohibición de fumar son patéticos, sobre todo cuando se habla de intervencionismo y de falta de libertad.

"Cuando los fumadores gritan por su derecho a fumar, derecho que nadie les niega pues sólo se les pide que no fuercen hacerlo a los demás, me pregunto: ¿estará este derecho por encima del mío a vivir y a ser feliz con mi familia?, pienso que no"

El Gobierno no ha prohibido el tabaco y por lo tanto no ha coartado la libertad de fumar o no, aunque muchos en su desesperación dicen que “si es tan malo el tabaco porque no lo prohíben y dejan de recaudar impuestos”.

Aunque pueda parecer cínica la postura de los gobiernos en este aspecto, yo creo que es mejor dejar que cada cual consuma lo que quiera, ya que si no se haría de manera ilegal en el mercado negro, pero como es lógico recaudando impuestos para sufragar los gastos extras que estas personas suponen para la sanidad. No puede ser lo mismo una persona que genera gastos por una enfermedad que no se ha buscado, que quien se genera un cáncer a sabiendas  por seguir con un vicio.



Cualquier persona que entiende el significado de libertad, debe entender que la libertad de un individuo termina donde comienza la de otro, por lo que es evidente que el derecho a fumar en un espacio público, termina con el mío a no respirar el humo perjudicial que desprende su cigarro, y del que el fumador solo recibe un 15%, quedando el 85% restante  para las personas que le rodean y que desde luego no tienen que pagar las consecuencias de su vicio.

La clave del mosqueo de los fumadores con la nueva Ley,  está en que ahora se lo prohíben en bares, restaurantes y discotecas, ya que en los lugares de trabajo y otros sitios públicos ya estaba prohibido.  Los fumadores se han pensado que estos lugares eran sus santuarios y que nadie los podría tocar, en su mayoría los fumadores pensaban que si a los demás les molestaba el humo no debían acudir a esos sitios, que por alguna extraña razón pensaban que eran de uso exclusivo suyo.

Desde luego a la postura de los fumadores a ayudado mucho la de los empresarios hosteleros, todos ellos confundidos con el rollo ese de que con la nueva ley se cerrarán locales y se destruirá empleo, pensamiento que por lógica está bastante apartado de la realidad, ya que está demostrado que los clientes aumentan, pues los fumadores siguen acudiendo a los locales y a estos se les suman los que antes no acudían porque les molestaba el humo, se les agravaban las enfermedades que ya tenían, o porque simplemente querían acudir con sus hijos sin que los matasen desde pequeños.

Otro recurso muy utilizado ha sido el de que el Gobierno ha decidido que los establecimientos hosteleros son públicos, cuando lo cierto es que estos son propiedad del empresario, por lo tanto privados. Deberían saber quiénes dicen semejante estupidez, que los negocios de cara al público aunque son privados, funcionan gracias a una licencia municipal y deben cumplir unas normas, entre las que se encuentran las de carácter sanitario y de cuidado de los usuarios. Un sitio abierto al público no puede ser privado, y por supuesto no puede discriminar a unos clientes que no hacen daño a nadie para favorecer a los que sí lo hacen.

Es por esto que la Ley anterior en la que se dejaba a elección del empresario la prohibición  no ha funcionado, pues el empresario lógicamente optó por no meterse en problemas y seguir como estaba, condenando de esta manera a los  no fumadores a seguir tragando humo, ya que además de no existir alternativas reales sin humos, estos siempre se veían abocados a acudir a locales donde se permitía fumar presionados por amistades y familiares, ya que los fumadores siempre han impuesto su vicio a los demás, ya sea de malas o buenas maneras.

De todas formas y en última instancia está el tema de los trabajadores de hostelería, que a diferencia de los demás trabajadores españoles deben tragar el humo de los clientes para terminar muriendo de un cáncer que otros le han provocado por  llevar a su casa un miserable sueldo.



Es gracioso escuchar a algunos empresarios decir que “cuando pidieron trabajo ya sabían que ahí se fumaba”, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un trabajo de mínima cualificación donde se puede cambiar al empleado rápidamente por otro dispuesto a morir por el humo antes que de hambre. Sobre este tipo de empresarios no diré nada ya que sus palabras lo dicen todo, aunque seguramente las recuerde cuando su negocio siga funcionando igual o mejor que antes, sin con ello tener que joder la vida a nadie. Que no olvide el empresario que el trabajador de hostelería  tiene que estar  amparado igualmente que los demás trabajadores, por muy poco que valore su trabajo  y le pague una miseria. Era esperpéntico que en todos los trabajos se protegiese a los trabajadores contra el humo y en la hostelería no.

De nuevo mis más sinceras  felicitaciones a todos los grupos parlamentarios que han permitido que vea la luz esta ley tan necesaria, seguramente somos muchos los que se lo agradeceremos a partir del 2 de enero del 2011, ya que dejaremos de respirar basura y  de oler a mierda cada vez que entramos en un local de hostelería.

Respecto a los fumadores, estoy seguro que se amoldarán a su nueva posición tal y como han hecho en otros países, eso sí, enfrentándose al frio que otros hemos tenido que soportar para no tragar sus malos humos y poder tomarnos algo en el bar con nuestros hijos.

Actualización:

Incluyo algunos videos en contestación a algunos comentarios que llegan a poner en evidencia que el tabaco sea una de las primeras causas de diversos tipos de cáncer.









Rebélate y firma contra la subida del IVA

Recibe estos artículos


Blogalaxia:, , , , , , , Technorati:, , , , , , , agregaX:, , , , , , ,

24 que opinaron, anímate:

Alucard Saeba on 21 de octubre de 2010, 18:06 dijo...

La verdad es que la mayoría de las veces estoy de acuerdo contigo, pero en esta no.

Eso sí, yo tampoco soporto el humo del tabaco, que quede claro, pero considero que en sitios privados (como puede ser un local de hostelería) es el dueño el que debe decidir lo que se hace y lo que no, no el Estado. Nadie me obliga a entrar en un bar, al contrario que en un sitio verdaderamente público, como una estación (en eso sí estaría de acuerdo con la ley). Si en un bar se fuma, y quiero ir, me busco uno en el que no se pueda, o en el que haya zonas diferenciadas.

El único "pero" podría ser el de los trabajadores, pero estamos en los mismo: cada profesión tiene sus riesgos, y lo que no sería admisible sería que un trabajador tuviese que soportar los humos de otro (o de su jefe), pero con los clientes es diferente. Es una profesión que exige el trato con clientes que pueden (o no) fumar, y si no te gusta, busca trabajo en un local en que no se permita o busca otro tipo de trabajo.

Lo demás es intromisión del Estado en la vida privada, y me repugna (aún más que el humo del tabaco).

Caballero ZP on 21 de octubre de 2010, 18:29 dijo...

Alucard Saeba:

Se cometen siempre los mismos errores con este tema, la hostelería no está asociada al consumo de tabaco, eso es lo que se ha querido dar a entender, pero la hostelería se dedica a la venta de bebidas, comidas etc.

En referencia a lo privado continuáis en el mismo error, los restaurantes y bares no son servicios privados, son empresas para dar un servicio público, es por ello que están catalogados en el sector servicios.

Sabéis de sobra que es inviable sitios de fumadores y de no fumadores, de hecho ya se contempla en esta ley y hemos visto el resultado. Ningún empresario optaría por la opción de no fumadores existiendo locales de fumadores, ya que como explico en el post los no fumadores nos vemos arrastrados a lugares en los que se fuma, ya que de no ser así no nos relacionaríamos con familiares y amigos, capaces de anteponer el tabaquismo a sus familiares, amigos e hijos. La imagen la tienes a diario en la calle, coches en la que los padres van fumando con sus hijos dentro del coche, si no les importan ellos ¿Cómo les va a importar los demás?
Es por ello que el argumento de que nadie me obliga a entrar en un local no me vale, lo que no se me puede es prohibir la entrada porque daña mi salud, el vicio de los fumadores no puede condenarme a no salir. No olvidemos que yo no haga daño a nadie, el fumador si, por lo tanto a quien se coarta mi libertad de entra o no en un local es a mí, ya que se me condiciona a que en el local se deje o no matar a la gente.

Respecto a las zonas diferenciadas no existen, ya que la ventilación del local es la misma, eso en el mejor de los casos, ya que hay sitios en los que las zonas se separan por biombos.
Respecto a las profesiones te digo lo mismo, trabajar en un bar poniendo cafés y sirviendo comidas no está relacionado con el humo, el humo no lo produce su actividad laboral, lo produce el vicio de unos clientes.

En las profesiones que no se pueden evitar riesgos por necesidades de la producción, existen unas medias de seguridad y preventivas, ¿te imaginas a un camarero con una careta antigás?, ¿porque si se puede condicionar la libertad y la vida de un trabajador por un vicio absurdo y no el de los demás? Todos sabemos que si el camarero dice algo va a la calle, para gente de baja cualificación profesional es difícil tener oportunidad de elegir, por lo tanto es difícil tener la libertad con los que los fumadores se llenan la boca.

Como ya dije en el post, la libertad de otro termina donde comienza la mía, no podemos olvidar la diferencia que existe entre los fumadores y no fumadores, los primeros causan daños reales a los demás, los segundos no molestan a nadie.

Un abrazo, ya sabía yo que este tema seria polémico.

Javier Tellagorri on 21 de octubre de 2010, 19:13 dijo...

No estoy de acuerdo. Y no voy a dar argumentos de fumador pero sí recordar que lo del tabaco y su perjudicialidad es una moda idéntica a la del calenmiento global.
En el siglo XVII se prohibió que los clérigos monjas consumieran CHOCOLATE por ser muy perudicial para sus almas.
Que yo sepa los tumores por los que más personas mueren son los de próstata y cólon. Seguidos por infarto a causa de colesterol de hamburguesas y similares.

Al paso que vamos estará prohibido en breve usar calcetines grises oscuros, ya que la mayoría de los fallecidos es lo que usan y quizá podría ser la causa de las muertes.

Carlos Fernández Ocón on 21 de octubre de 2010, 19:23 dijo...

Caballero ZP, a mí me gustaba más aquello tan pasado de moda:
"PROHIBIDO PROHIBIR"
Era una obligación prohibirlo en hospitales, etc. Ahora ya estamos en lo de decirnos y enseñarnos cómo debemos vivir.
No. Yo no estoy de acuerdo TAMPOCO con esta nueva ZPorden de como ser bueno.

Caballero ZP on 21 de octubre de 2010, 19:44 dijo...

Javier:
Me imagino que eres fumador y de ahí tu respuesta, pero es obvio que no se puede esconder las terribles consecuencias del tabaco, es una evidencia que nadie discute.
Yo me he dedicado a la instalación de sonido profesional en pubs y discotecas, y mi hermano ha tenido varias salas. Solo hay que desmontar un equipo y ver lo que hay dentro de él, no pienses que los pulmones son distintos de los equipos.
He colgado en el post unos videos por si quieres verlos, notaras que la realidad es bien distinta de lo que me dices.
Saludos

Candela on 21 de octubre de 2010, 19:44 dijo...

Yo soy fumadora pero pienso que a todo el mundo hay que respetarlo, yo lo he hecho. Pero España es un país turístico, con muchos bares y restaurantes ¿Qué tiene de malo que en algunos se pueda fumar?

Te voy a poner el ejemplo del tren. Antes solo había un vagón para fumadores en trayectos regulares y ahora ni eso. Cuando avisan por megafonía de que no se puede fumar tambien advierten que el movil se usa en las plataformas y la gente ni caso...O sea, que yo con el mono de tabaco y tragándome la vida del típico imbecil que brama por su movil. Y como todos llevan movil no es solo uno, tendría que estar quejándome durante todo el trayecto.

Caballero ZP on 21 de octubre de 2010, 19:47 dijo...

Carlos:
“Prohibido prohibir”, bueno eso está bien si hablamos de la anarquía, lo que me daría derecho a pegar un tiro a quien me quiere matar con su cigarro.
Estoy de acuerdo con prohibido prohibir en las cosas que afectan nada más a uno, el problema que tratamos no es así. Se trata de gente que pone en riesgo la vida de los demás por un estúpido e innecesario vicio, vicio que es muy respetable mientras lo haga en su casa y al aire libre.
Saludos

Caballero ZP on 21 de octubre de 2010, 19:51 dijo...

Candela:
Creo que ya he explicado porque no puede haber bares de fumadores, todos se acogerían a serlo, y si se pusiese un cupo estaríamos discriminando a un empresario, o por lo menos estoy seguro que se alegaría eso.
Respecto a lo del respeto estoy de acuerdo contigo, los dos sabemos que en España brilla por su ausencia, creo que es reprobable que la gente utilice el móvil donde no se puede, aunque las consecuencias son verdaderamente distintas.
Saludos

Javier Pol on 21 de octubre de 2010, 20:11 dijo...

No soy fumador y sinceramente Julio me parece una aberración esta Ley porque es discriminatoria. Y al menos yo ni me baso en la libertad de unos, ni en la de otros. Y es que puestos a sacar una Ley antitabaco que lo prohíban directamente, sin más. Ni medias tintas ni gaitas, ya luego vendrá el alcohol, los chuletones y todo lo que nos pueda matar. De ahí, a sacar los MORRITOS (esa dedicada a los alcaldes tontos que le ponen los labios de alguna), y todo lo que lleve algún tipo de grasa, o vete tu a saber que, hay un paso.


El que quiera fumar, que fume. El que quiera beber, que beba, y el que se quiera matar, que se mate, mientras no moleste a los demás.

iskander on 21 de octubre de 2010, 20:55 dijo...

"""Cualquier persona que entiende el significado de libertad, debe entender que la libertad de un individuo termina donde comienza la de otro, por lo que es evidente que el derecho a fumar en un espacio público, termina con el mío""""

Me molesta infinitamente el perfume, la laca, el olor y los gases de la masa de cada día en el metro. Creo que es más perjudicial el aroma y olor a aceite de un bar que el del tabaco....pero bueno, en mi casa seguirán fumando los clientes.

Caballero ZP on 21 de octubre de 2010, 21:15 dijo...

Javier Pol:
Hay veces creo que no hablamos el mismo idioma, lo digo por lo siguiente:
“El que quiera fumar, que fume. El que quiera beber, que beba, y el que se quiera matar, que se mate, mientras no moleste a los demás”. ¡Pues eso mimo es lo que digo yo!, el problema es que los fumadores no solo molestan a los demás, sino que también perjudican la salud.
Esta ley no está basada en querer proteger a los fumadores e incitarles a dejarlo, está pensada para evitar que los que no fumamos paguemos las consecuencias.
¿Beber está permitido pero no si conduces?, puestos a reivindicar es justo que lo hagamos pidiendo que se pueda conducir bajo los efectos del alcohol. Todos entendemos que con la prohibición no se prohíbe beber, se prohíbe beber y después conducir, ya que esto pone en peligro la vida de los demás.
¿Es tan difícil entender que con el tabaco pasa lo mimos?, la única diferencia es que el conductor te mata en el acto, y el fumador me mata poco a poco, lo que yo considero más grave, ya que existe la alevosía y la tortura a la que se me somete.
Saludos

Caballero ZP on 21 de octubre de 2010, 21:20 dijo...

Iskander:
Hay una gran diferencia entre que te moleste una cosa y que te perjudique, nadie puede que se prohíban cosas que puedan molestar a otros atendiendo a gustos, se prohíbe algo que además de molestar llega a causar la muerte de personas que no fuman y que quieren no hacerlo.

En casa de cada uno es muy libre de hacer lo que quiera, en mi casa dejo fumar a las visitas en la cocina en invierno, en verano los saco al patio.
Te puedo decir que después siempre quieren más, y luego llegas a encontrártelos fumando en las ventanas, haciendo que me deje el sueldo en calefacción, y demostrando que al final siempre van a intentar imponerte su dependencia.

Saludos

Javier Pol on 21 de octubre de 2010, 21:54 dijo...

Igual el que no se explico bien fui yo Julio. Evidentemente el problema no esta en el tabaco, sino que este despide humo. Si la gran mayoría los mascase igual este debate no existiría. El humo molesta, sí. Pero también molesta entrar en un restaurante y ver como algunos mas
que comer están rumiando, ¿que les prohibimos comer?, el humo mata dicen, probablemente así sea, no lo se, esto es como todo Julio, como dice Tellagorri algunos "científicos" o intelectuales decían que el gran culpable de todo era el cambio climático. Hay quien esta mascando chicle y luego lo dejan pegado en las mesas de las cafeterías, ¿ deberíamos prohibirlo?, los restaurantes de comida rápida con su gran menú son igualmente dañinos para la salud, y políticamente incorrectos, pues igualmente los cerramos.

Como muy dices, solo es utilizar el sentido común, que es el menos común de los sentidos como muy bien sabes, aquí lo que se pretende como en otras muchas cosas es prohibir a una minoría. El trasfondo es el mismo, EpC, el tabaco, el nuevo feminismo del siglo XXI..., que hacemos, ¿marcamos a los fumadores como a los judíos en la Alemania nazi?. Yo puedo beber si no cojo el coche, pero como peatón puedo matar a alguien si voy borracho, ¿solución?, prohibir el alcohol en todas las facetas de la vida. Si el gobierno no quiere que se fume, que cierre todos los estancos, y que prohíba la venta de tabaco en cualquier punto de nuestra geografía.

Caballero ZP on 21 de octubre de 2010, 22:03 dijo...

Javier Pol:
Creo que el último comentario que puse después del de Iskander responde a las preguntas que me haces, la diferencia está entre molestar y perjudicar, que es una gran diferencia.
La comida basura mata y otras muchas cosas, la diferencia es que con la comida basura me mato yo y con el tabaco además mato a otros.
Respecto al alcohol también respondía en ese comentario, no se prohíbe el alcohol, se prohíbe conducir bajo sus efectos. No se prohíbe el tabaco, quien quiera matarse con él es libre, aunque está claro que debe respetar a que los demás fallezcamos de lo que nos apetezca.
No se pueden mezclar temas que evidentemente son completamente distintos, quien quiera que fume pero sin gasear a los demás.
Esa disculpa del intervencionismo no cuela, EEUU no es un país intervencionista y hace bastante tiempo que está prohibido fumar, no podemos pensar que somos más listos o mejores que ellos, ya que los hechos nos bajan necesariamente a la realidad.
Saludos

Caballero ZP on 21 de octubre de 2010, 22:08 dijo...

Para todos:
Una protesta coherente es la que hace Elentir en su blog , es abusivo el tema respecto a los programas de televisión. Veo innecesaria esa medida, y al igual que Elentir entiendo que la postura en ese caso si es cínica.
Saludos

carlos kalibur on 22 de octubre de 2010, 2:59 dijo...

No entiendo como podeis ser asi y no ver la realidad, caballero a dado en el clavo, no es lo mismo molestar que perjudicar, yo estoy harto de arreglarme para salir a tomar unas copas y que la gente me queme la ropa por que no sabe beber y fumar a la vez y siempre hay algun gilipollas que te da con el cigarrito en la camisa y te la jode, estoy harto de salir del pub y oler a mierda por el jodido humo, y estoy harto de ir a cenar y que como no hay sitio en la zona de no fumadores te metan en la camara de humos de la sala de fumadores de donde vuelves a salir oliendo a mierda
esta ley es un total acierto y todos lo vamos a agradecer, es muy triste que la adiccion de algunos no os deje ver la realidad, encima no quereis ver que el tabaco mata cuando esta mas que comprobado que el que fuma a largo plazo lo paga, me recordais a los bacaladeros que se comen pastillas y dicen que no provocan daños al cerebro, cada uno justifica sus vicios pero los vicios siempre salen caros,tanto en el bolsillo como en la salud no lo olvideis

Señor Ogro. on 22 de octubre de 2010, 9:02 dijo...

No estoy de acuerdo para nada con la posición de CaballeroZp. Aclaro que soy NO fumador.

Creo en mi libertad de NO entrar a los locales de fumadores si asi lo quiero.

Creo en mi responsabilidad individual de NO entrar a esos locales donde se puede fumar

Creo en la libertad del dueño para decidir si en su negocio se puede o no consumir una substancia perfectamente legal.

Creo además que de prohibir algo, se debería prohibir el fumar en los domicilios privados, y es que a un bar nadie me obliga a entrar, pero si tengo 10 años, a la casa de mis padres o al coche de mi padre, no me queda mas huevos que entrar.

En definitiva, me pongo en contra de una ley demagogica, falsa, totalitaria y contraria a todo atisbo de responsabilidad y libertad.

Caballero ZP on 22 de octubre de 2010, 10:54 dijo...

Señor Ogro:
Es curioso que hasta ahora ninguno me hayáis dado ninguna explicación valida en la defensa de la no prohibición.
He ido contestando a cada uno de los comentarios, a pesar que lo que exponéis en ellos ya está más que contestado en el post. No quiero decir con esto que mi opinión sea la correcta, lo que quiero decir es que este tema no consiste en estados de opinión, ya que la evidencia de el mismo es indiscutible, por más que se quiera marear la perdiz.

Como ya he dicho anteriormente no se trata de si molesta o no, ya que ahí podríamos entrar como me molesta ir a la playa y encontrarme multitud de colillas en l arena y flotando en el agua a pesar de que regalan ceniceros cuando bajas a ella. Podría contar como voy a la piscina y me encuentro colillas en el césped, como generalmente el fumador termina su cigarro y lo arroja al suelo, etc., etc. Lo más gracioso es que cuando los llamas guarros siempre escuchas lo mismo, lo respetuoso que es y que eso lo hacen otros.

Dejado el tema de la molestia que no es lo que discutimos, me dices que “Creo en mi libertad de NO entrar a los locales de fumadores si así lo quiero” y “creo en la libertad del dueño para decidir si en su negocio se puede o no consumir una substancia perfectamente legal”.

Está muy bien lo que dices, yo también creo en mi libertad de no entrar, el problema es que consumiéndose tabaco se termina con mi libertad de entrar, que parece ser que es lo que no habéis entendido, mi libertad de entrar en un establecimiento público a tomar una cerveza o a comer con unos familiares o amigos desaparece, ya que se condiciona a que con ello acorte mi vida.
Es por tanto absurdo que apeléis al respeto de la libertad de los fumadores, cuando es evidente que no respetáis ni defendéis de la misma manera la libertad del que no fuma, que además tiene la gran diferencia de no hacer mal a nadie.

Saludos

Caballero ZP on 22 de octubre de 2010, 10:58 dijo...

Carlos kalibur:
Gracias por tu comentario, me alegra ver que no es tan difícil entender una exposición apoyada en la lógica y no en la opinión.
Saludos

Señor Ogro. on 22 de octubre de 2010, 11:10 dijo...

Estimado CaballeroZp, dices: "mi libertad de entrar en un establecimiento público a tomar una cerveza o a comer con unos familiares o amigos desaparece, ya que se condiciona a que con ello acorte mi vida.."

Esto es insostenible desde un punto de vista liberal. Nadie te obliga a entrar a ese bar,te puedes tomar tus cervezas en otros bares para no fumadores, en la piscina o en tu casa; y tu preferencia de no tragar humos (perfectamente respetable), lo que no puede es pisotear a los derechos del dueño del bar (que recordemos, vende una substancia LEGAL), ni los derechos de aquellos que si quieren fumar.

O creemos en la libertad y en la responsabilidad individual o no creemos. Lo que no podemos estar a dos bandas, que cuando me conviene la defiendo y cuando me molesta que en casi todos los bares los dueños hayan preferido dejar fumar, entonces clamar al cielo.

Porque al final, lo que molesta a los que concuerdan con tu posicion es que la gran mayoria de locales publicos hayan preferido seguir permitiendo fumar.

Me parecería una postura mucho mas razonable y logica el pedir la prohibicion total o incluso como he dicho, la prohibicion en ambitos privados como el hogar o el coche donde si existen gentes absolutamente indefensas ante los perfudiciales humos del tabaco.

Pero ¿estar de acuerdo con este liberticidio aduciendo que tu te tienes que poder tomar una caña donde te salga de las narices sin que te echen humo?..va a ser que no, que no puedo estar de acuerdo bajo ningun concepto.

Caballero ZP on 22 de octubre de 2010, 11:32 dijo...

Sr Ogro:
Ósea que con tu manera de pensar yo tengo que quedarme en mí casa o esperar a que sea verano para acudir a un establecimiento.

Se te olvida que el empresario es muy dueño de su negocio, pero que la licencia que obtiene es para dar un servicio público por el que no puede anteponer a alguien que hace daño al que no lo hace.

El pensamiento liberar que expones está muy bien para casos en los que no se afecta a la vida de los otros, lo demás más bien se aproxima a la anarquía. Como ya he dicho antes, por la misma razón que expones deberían permitirme beber y luego coger el coche, la gente es libre de no salir a la calle y que les pueda atropellar por haber bebido p estrellarme contra su vehículo. Según tu argumentación ellos deberían tener la responsabilidad de arriesgarse o no a salir.

También es necesario explicar que los empresarios no han decidido dejar fumar en sus locales por la libertad de sus clientes, simplemente si se les deja elegir, por un miedo irracional a perder negocio, optaban por esta opción, aunque queda claro que no libremente, si no con la coacción de que su negocio se vea resentido. Con la nueva ley eso ya no es posible y todos juegan en igualdad de condiciones, no nos olvidemos que estos negocios no viven del tabaco, que casi con los argumentos que dais parece que su negocio es ese y que los no fumadores no consumimos.

Respecto a la libertad ya he contestado con anterioridad, la de los demás termina donde comienza la mía, porque alguien cause un perjuicio no voy a tener que quedarme en mi casa, el prejuicio lo causa el fumador y no yo.
Con tus argumentos el etarra está en su libertad de matar, y yo por ejemplo en terminar con la vida del fumador si me apetece, ya que el concepto de libertad sin que medie la razón, el orden y el sentido común se convierte en libertinaje y lleva a la anarquía.
Sin ser tan violento te pregunto una cosa ¿verías bien que la gente acuda desnudo a estos establecimientos?, además de no hacer daño a los demás excepto a la vista en ciertos casos, debería ser respetado a favor de esa la libertad del individuo de la que me hablas ¿no?
Saludos

Señor Ogro. on 22 de octubre de 2010, 12:11 dijo...

Estimado CaballeroZp, no nos vamos a poner de acuerdo en este asunto, y habiendo dejado ambos clara nuestra posición, no veo motivos para seguir discutiendo.

Un cordial abrazo.

carlos kalibur on 22 de octubre de 2010, 23:32 dijo...

Como te digo caballero, si alguien no entiende tus argumentos es porque no quiere entenderlos,es imposible no entender algo tan simple como que el humo que desprenden sus cigarros mata, y nadie tiene por que aguantar ese humo es un espacio publico, es asi de simple, y me jode muchisimo eso que como todo el mundo es muy libre de fumar en todos lados yo tenga que quedarme en mi casa por que si salgo tengo que asumir una dosis de su tabacazo en mis pulmones.
En fin me alegra ver que esta ley se llevara a cabo, solo lamento que gente como esperanza aguirre(persona que para mi tiene todo el respeto por su excelente gestion) no la apoye, y me da miedo que tarde o temprano vuelva a hacer la trampa y al final todo se quede en lo mismo y se siga fumando en los lugares de ocio, esperemos que no sea asi,nuestra salud lo agradecera

Caballero ZP on 23 de octubre de 2010, 1:59 dijo...

Carlos kalibur:
Me alegra mucho tu comentario, yo que me he reunido en alguna ocasión con Esperanza Aguirre y que sigo siendo invitado a actos del partido sin pertenecer a él y sin coartar mi libertad de expresión, puedo decirte que he sido de los pocos que hace varios meses tuve un intenso debate en las páginas del PP madrileño, debate en el que casi me quedé solo como ahora, pero en el que nadie pudo rebatir mis argumentos más lejos que los estados de opinión, no validos en un tema que afecta a la salud de quien no molesta.
Puedo afirmar que Esperanza Aguirre se ha equivocado en este tema, eso sí, sin perder mi admiración y sin retirarle mi voto, creo que es de lo mejor del panorama nacional, por no decir lo mejor.
Saludos

Ver entradas antiguas

 

Guardacostas de Galicia

Premios y galardones

Caballero ZP Copyright © 2007 / Plantilla diseñada por Blogger Template y Modificada por Caballero ZP