17 feb. 2011

El asador Guadalmina finalmente cumplirá la Ley


Se cae el mito, ya que por muchas vueltas que se haya querido dar a un hecho evidente, el incumplimiento de una Ley con publicidad termina teniendo consecuencias, y estas siempre son justas sin que quepa disculpa alguna.

El dueño del asador Guadalmina reabrirá su negocio al público respetando la nueva Ley antitabaco y quitando de su local cualquier signo de insumisión de la ley o que invite a la misma, ley que debería haber respetado desde el primer momento, lo que no habría impedido que emprendiese cualquier tipo de lucha por lo que él cree de justicia y de lo que evidentemente otros discrepamos.

Algunos de los comentaristas de este blog pensaban que simplemente se trataba de una persona que había sido consecuente con sus planteamientos y había llevado su lucha hasta el final con todas sus consecuencias. Lo cierto es que pocos días han tenido que mediar desde el cierre del Asador Gualdalmina para que José Eugenio Arias se haya dado cuenta que tiene que acatar la Ley, aunque evidentemente tendrá que acarrear con las consecuencias del expediente administrativo que irremediablemente seguirá a delante.



Atrás quedan los insultos y amenazas que este señor lanzaba contra las diferentes administraciones que han hecho cumplir la ley, y sin querer ahondar en la herida, me imagino que ha recibido una lección que no olvidará en la vida, que no es otra que las leyes son para cumplirlas todos nos gusten o no. Si no se está de acuerdo con ellas hay muchas maneras para intentar derogarlas, pero lógicamente siempre dentro de la legalidad ya que si no caeríamos en la más absoluta anarquía.

También cabe destacar que otros comentarios en este blog han intentado justificar que este empresario se podía saltar la Ley, ya que el mismo Gobierno, administraciones y empresarios de mayor nivel se la saltan a diario sin mayores consecuencias. Precisamente a estos planteamientos erróneos de raíz ha contestado Alberto, un nuevo comentarista que ha aportado mucho de sensatez al debate, y que además ha servido de gran a poyo en una causa que en un principio no debería haberlo necesitado.

Alberto contestaba a estos argumentos con una reflexión de cajón, y es sencillamente que todos los días vemos como se cometen delitos e infracciones de todo tipo y en todos los ámbitos, por lo que intentar justificar que eso nos da patente de corso para hacer lo mismo, ya que sería el principio del caos, y yo añadiría de la civilización tal y como la hemos conocido.

Evidentemente todo eso sucede, pero lo que hay que hacer es luchar porque todo delincuente cumpla su castigo y nunca utilizarlo como excusa, ya que automáticamente nos convertiría en seres iguales que a los que criticamos a diario.

Estaremos pendientes de la rueda de prensa que dará mañana José Eugenio Arias desde el asador Guadalmina. Me alegro que al final haya entrado en razón, por el bien de él, el de su familia y de sus trabajadores.


Recibe estos artículos


Blogalaxia:, , , , , , , , Technorati:, , , , , , , , agregaX:, , , , , , , ,

4 que opinaron, anímate:

Javier Tellagorri on 17 de febrero de 2011, 8:27 dijo...

Echo de menos a los que SE SALTAN LA LEY, como dices, obligando a rotular los comercios en catalán o a ese Parlamento que ha dicho con "mucha publicidad" que NO ACATA AL TRIBUNAL SUPREMO en el tema del bilinguismo en los colegios de Catalonia.

iskander on 17 de febrero de 2011, 10:59 dijo...

Personalmente no voy a seguir con el tema porque jamás nos pondremos en la misma linea. Perdón, estamos conformes en que la ley se debe cumplir, si la vemos injusta o irrazonable se debe intentar modificar, pero en el resto....pues no creo que nunca coincidamos.
Ayer por la noche cenando un empresario de la noche madrileña me decía que su negocio había bajado, pero no podía asegurar que fuese por la ley antifumadores, sino más bien por el conjunto de restricciones en cadena que se está metiendo a la hostelería y que han sido rematados por esa modificación de la ley. De lo que se trata es de dar la hostelería a las multinacionales. Y este señor tiene 78 empleados, que se dice pronto.

Pero el tema no afecta solamente a la hostelería, al paro futuro de hostelería, sino que afecta a todos los sectores. Por ejemplo las asistentas. Resulta que el fumador no puede hacerlo mientras la empleada esté en su propia casa porque se considera centro de trabajo de la empleada, pero se olvida la propiedad privada de la vivienda. Es decir, si contratas a una asistenta y eres fumador deberás hacer uso de la discriminación selectiva en la entrevista y preguntar si es fumadora para evitar denuncias o que en tu propia casa tengas limitados los espacios.
Personalmente en mi casa tenemos las habitaciones muy limitadas para el uso del tabaco, mi despacho, un comedor pequeño y una sala, estancias a las que nunca acceden lo niños y que además están dotadas de purificadores. Pero este no es el caso, el tema será o es la asistenta que necesita de ese trabajo y los propietarios de la vivienda fuman. Obviamente si puedes encontrar a una persona que no te corta la libertad en tu casa es lo que harás y esa señora no fumadora se quedará en la calle. Y precisamente suelen ser sectores muy necesitados.
Pero, ¿y si es interna? entonces ¿no puedes fumar en tu propia casa?. Demasiado complicado, demasiadas prohibiciones hasta en el propio hogar y se intentará llegar al extremo de que si te visita un comercial en casa no puedas fumar porque él está trabajando....o no entrará y no venderá que será lo que termine pasando.
Te dejo el enlace de las asistentas, por delante te diré que las chicas que trabajan en mi casa sí fuman y si no lo hiciesen saldrían disparadas por la puerta sin esperar ni a terminar el contrato.
http://www.libertaddigital.com/sociedad/prohibido-fumar-en-tu-casa-si-tienes-asistenta-1276414751/

Candela on 17 de febrero de 2011, 19:15 dijo...

No creo que la palabra consecuente sea la adecuada, sí un arrebato de ira, una especie de ya está bién. Todos nos hemos sentido así algunas veces. La prueba la tienes en que hasta Mario Conde le dijo lo que iba a ocurrir y él siguió adelante.

Fué un impulso, y no hubiera ocurriodo si este gobierno rezumara justicia por todos los poros. Solo un gobierno patatero propicia este tipo de sucesos.

Madrileño85 on 20 de febrero de 2011, 9:58 dijo...

Uno de mis temores en este caso era que el tipo podría estar aprovechándose de la publicidad para forrarse hasta lo que durara su restaurante abierto, parece que se lo ha pensado mejor.

Soy de los que creen que las leyes están para cumplirse, sean justas o injutas, bien, pero cuando se empiezan a cargar la libertad me parece que lo lógico es que se hubiesen agrupado para protestar. A mí los derechos de los fumadores o no fumadores me los paso, con perdón, por el forro. El verdadero derecho es del dueño del bar, que no olvidemos que es un lugar privado abierto al público y éste debe tener la libertad de decidir si en su establecimiento se puede o no fumar dado que es una actividad perfectamente legal por la que el Estado recuada un buen dinero. Y por tanto, considero que el gobierno no tenía nada que hacer en este caso y es muy peligroso que el socialismo esté penetrando tanto en la sociedad y en la vida de los ciudadanos sin que estos muestren alguna queja. Que nadie del sector de la restauración que respete la ley antitabaco se haya puesto manos a la obra para que se derogue la ley tiene narices. ¿Qué pasará cuando la Sinde se ponga a cerrar webs y blogs críticos con el PSOE? ¿Qué dirán las demás televisiones cuando el gobierno decida cerrar las que le son molestas, porque nos están preparando para eso, para el CAC español?

Un saludo que hacía mucho que no entraba por este blog :)

Ver entradas antiguas

 

Guardacostas de Galicia

Premios y galardones

Caballero ZP Copyright © 2007 / Plantilla diseñada por Blogger Template y Modificada por Caballero ZP