13 jul. 2010

¿Orgullosos de que?, ¿campeones de qué?, está claro que tendremos que seguir padeciendo los efectos de una sociedad enferma


La de hoy tenía que ser una entrada corta, pero  lo cierto es que no me repongo de tanta alegría y alboroto que me invade por la reciente victoria de la Selección Española, sobre todo cuando Leire Pajin anunció que la situación que había creado un Gobierno de inútiles y mangantes, se solucionaría tras el triunfo de la selección.

Los pocos que me conocen saben que en las anteriores palabras no hay más que coña, ¡vamos! de esa ironía que me invade en ciertos momentos que me superan, y que hacen recordarme que gracias a Dios, a mi madre o padre, soy diferente.

Queridos lectores, he de confesaros que el domingo no vi el partido, pero tampoco ninguno de los otros días, ya que una extraña tradición familiar me lo impedía,  ¡y es que a mis padres y hermanos nos dio por ser diferentes, no dejándonos llevar por cuestiones tan simples y sin mayor trascendencia que la de sentirse ganador o perdedor, al igual que el niño que se cabrea cuando pierde en el juego, o que entiende por fiesta nacional su victoria frente a un igual!

Desde luego no quiero crear  polémica con esta cuestión, ni tampoco criticar a todo aquel que le gusta ver a un número que desconozco de jugadores dándole patadas a una pelota o balón, ya que solo quiero describir lo que veo. Es por ello que si van a permitirme criticar que  mientras para temas tan pueriles si nos encontremos una unidad y sentimientos  patrióticos tan singulares, mientras que para temas trascendentales no encontremos  e españoles dispuestos a ejercer en defensa de esa bandera que tanto exhiben.  De Todas formas sobra  apuntar que esta unidad que ciertos medios han ha aprovechado para arrimar el ascua a su sardina, es gracias a esa  ingeniería de cambiar el significado de las cosas mediante la manipulación del lenguaje, manipulación que tantos frutos  le   ha dado  a su caudillo Zapatero.

Nadie puede discutirme que ese invento de la maquinaria propagandística del Gobierno Zapatero de llamar “La Roja” a la Selección Española de futbol, no es  más  que una operación de esa ingeniería lingüística de desvirtuar el verdadero significado de algo, con el propósito de arrimar a su lado algo que demuestra que la gente no está en sus planteamientos, aunque solo sea en eso. Pero también tienen que reconocerme, que todo este orgullo español cree recelos en una persona que lleva desde el 2007 denunciando lo que se estaba haciendo con el país de todos, mientras que a muchos se la sudaba hasta viendo los tremendos resultados obtenidos por su pasividad, complacencia, o simplemente incapacidad para ser medianamente responsables.

Dicho todo esto, solo puedo emplazar a los escépticos a encontrarnos después de las vacaciones estivales, que seguramente ya conocerán que este país no ha tocado fondo, ya que ni el ser campeones de la copa del mundo en futbol nos va a evitar que sigamos siendo los campeones mundiales en destrucción de empleo, y a más de uno le pondrá de nuevo los pies en la tierra, eso suponiendo que algún día los tuviera.

Déjenme cerrar esta exposición comentando lo que lo que algún reportero de Cuatro pedía tras la victoria de España. Este individuo se dirigía a los jefes y empresarios para solicitarle a estos un poco de “comprensión si sus trabajadores llegaban tarde o simplemente ni acudían a trabajar”, petición típica de un país donde no cabe un tonto más, y que evidencia que no tiene remedio.

¿Orgullosos de que?, ¿campeones de que?,  está claro que  tendremos que seguir padeciendo los efectos de una sociedad enferma

 



Rebélate y firma contra la subida del IVA

Recibe estos artículos


Blogalaxia:, , , , , , , , Technorati:, , , , , , , , agregaX:, , , , , , , ,

11 que opinaron, anímate:

Alawen on 13 de julio de 2010, 1:32 dijo...

Pues sí, Julio, cualquiera podría pensar que lo del pan y circo ya no funcionaría tras tantos siglos de uso, pero se ve que no, que nuestros políticos siguen tapando las miserias con un espectáculo de gladiadores y un pobre subsidio que no es más que hambre para mañana...
Un abrazo muy grande.

Bucan on 13 de julio de 2010, 3:24 dijo...

No soy futbolero, pero hay que entender que después de tanta decadencia seguida, un hecho histórico al fin y al cabo, como que España gane un mundial de futbol por primera vez, ha hecho que se produzca una exaltación de lo nacional, pero no nacionalista, como hacen los nacionatas.

Porque como dijo alguien, la ciencia es internacional, el arte es nacional y la necedad, nacionalista.

Además, este es un país donde se mueven ingentes cantidades con el futbol. Es lógico la aspiración a que algún día se viera repercutido en un título de tanta categoría.

Añadir, no obstante, que es un espejismo el de algunos al pretender que ésto mejore en algo nuestra situación politico económica. Estamos descuadernados y al borde de la quiebra.

Javier Tellagorri on 13 de julio de 2010, 8:57 dijo...

Felicitaciones. Bueno, ya "semos" tres que opinamos lo mismo desde el principio : tú, Isra y yo.

Desde que el gentío se apuntó a ir a la primera Cruzada ( en los años 1.000) no se había visto tanto tonto junto dejándose engañar por falsas virtudes guerreras.

Warkisteff on 13 de julio de 2010, 10:11 dijo...

Manda narices que digas que llamar al la selección "La Roja" es una propaganda política.
Cualquier excusa es buena para criticar al gobierno, y por supuesto para amargarnos la vida. ¿Por qué hay que estar contentos? Si tu quieres vivir amargado, allá tu. Todo esto me recuerda a las noticias de Telemadrid, que parece que mañana se va a acabar el mundo

interdomin on 13 de julio de 2010, 10:39 dijo...

A mí tampoco me representan unos niñatos que han ganado 600.000€ por dar patadas a un balón. Y los regalos que les caerán estos días.

Aburre ya lo de la "roja". Ese nombre simbólico ya existía. Pertenece legítimamente a Chile.

Caballero ZP on 13 de julio de 2010, 12:23 dijo...

Warkisteff :

Llamar a la Selección La Roja es un invento de Cuatro, cadena conocida por su sectarismo político y por criticar a todo aquel que acudía a manifestaciones portando esa bandera que ahora tanto le gusta, puestos a llamar de otra manera a la selección, lo propio seria la Roja y Gualda.

Respecto a las excusas, creo que a estas alturas no hacen falta para criticar al Gobierno, su indigencia intelectual, la más pésima gestión de la historia de España, sus constantes mentiras y su evidente intervencionismo, son suficientes motivos para criticarlo a diario, solo tienes que ver las encuestas, donde sus propios votantes afirman vivir con menos libertad que antes.

Respecto a lo de vivir amargado te equivocas, soy una persona muy feliz viviendo en la realidad y opinando con independencia, aunque entiendo que haya personas que vivan más felices desde su ignorancia, o irresponsabilidad, que más bien este último es tu caso.

Por ultimo solo decirte que lo de Telemadrid ya no cuela entre muchos, entre todos aquellos que se han dado cuenta de que esta cadena ha informado de manera veraz mientras las demás se apuntaban a las tesis del Gobierno, tesis que se han demostrado todas falsas.

aspirante on 13 de julio de 2010, 12:49 dijo...

Este año hemos ganado tres torneos:
El mundial de Fútbol.
Récord mundial de destrucción de empleo.
Récord mundial de tontos y cabrones por metro cuadrado.

Pues no se preocupe, que antes de que terminemos el año batiremos algún otro indeseable récord.

E..P.. on 13 de julio de 2010, 16:16 dijo...

Yo no soy futbolero, es más no me gusta. Para contradicción me tragué
todo el partido entre Karatekas y
la selección española. Confieso que me alegre que ganaran, para que
vamos a decir lo contrario.
Pero tampoco puedo quitarte esas razones que por mi parte apoyo ya
que son razones que a la vista está. Por otro lado si los españoles tuvieran las orejas bien
puesta la mafiocrácia de este país
haría años que hubiera acabado.
Si hay algo que no veo que cambie
nunca es la cantidad de paletos tontos del mismo bul que les da lo mismo, que lo mismo le da.
Saludos.

Carlos Fernández Ocón on 13 de julio de 2010, 20:52 dijo...

Saludos a todos. Yo que me empecino en no perder del todo la fe en los seres humanos quiero ver algo positivo en todo esto. Quiero creer que algo se ha movido en las mentes y en las almas de la gente y quiero pensar que será un empujón (o empujoncito) hacia algo mejor, que por otra parte debería ser fácil, mejorar, teniendo en cuenta lo mucho que hemos caído. ¿Qué esto no solucionará los problemas? por supuesto, pero quizá sea el comienzo de una senda diferente. Eso espero.

MERLINJOY on 13 de julio de 2010, 23:26 dijo...

El resultado de dejar la educación en manos de las autonomías lo estamos viendo estos días.

Claudedeu on 14 de julio de 2010, 0:00 dijo...

Yo, por un día, me llevé a mí mismo la contraria, me acomodé en el sofá y grité frente a la pantalla, como un soldado de los antiguos tercios en el campo de batalla, despotricando contra los holandeses. Fue un buen partido para un no entendido en material y disfruté. Como millones de españoles. Quizás merezcamos, por un día, olvidar la pésima situación que nos rodea los 364 días restantes.

Ver entradas antiguas

 

Guardacostas de Galicia

Premios y galardones

Caballero ZP Copyright © 2007 / Plantilla diseñada por Blogger Template y Modificada por Caballero ZP