31 dic. 2009

Las triquiñuelas de la DGT


He decidido que el último post del año corresponda a la denuncia de uno de los mejores métodos recaudatorios de los Gobiernos, método que ha sido aumentado de manera desproporcionada desde que gobierna Zapatero.

La mayoría de los ciudadanos estamos de acuerdo con que hay que penalizar las infracciones y que se debe castigar duramente las conductas que ponen en peligro a los demás conductores. Pero a los ojos de todos, no se escapa que el interés de la DGT no va en ese sentido y tampoco las diferentes reformas que se han efectuado en la Ley sobre Tráfico y Reglamento General de Circulación.

Queda en evidencia que la última reforma está destinada a que los conductores no pierdan sus puntos, ya que ello conllevaría dejar de recaudar los muchos impuestos que tenemos que pagar los conductores, al quedarse sin permiso de conducir un número muy elevado de ellos.

Una buena muestra del afán recaudatorio es el actual límite de velocidad de 120 km/h, y la eliminación del margen que nos permitía llegar hasta los 140 km/h, que solo puede obedecer a un afán recaudatorio, teniendo en cuenta  las autopistas y vehículos de que disponemos en la actualidad.

Como muestra os voy a dejar unas sorprendentes imágenes, en las que se muestra el ingenio de la DGT para esconderse y poder cazar a los conductores. El método consiste en poner un radar de trípode camuflado por ramas, con el fin de que el conductor no vea el vehículo o los agentes y disminuya su velocidad. Evidentemente ese efecto disuasorio que se conseguiría con tener los agentes a la vista, sería más efectivo en la seguridad vial que el actual, donde es raro ver a agentes de la Guardia Civil, excepto cuando se están desplazando.










Recibe estos artículos


Blogalaxia:, , , Technorati:, , , agregaX:, , ,

5 que opinaron, anímate:

Javier on 31 de diciembre de 2009, 14:42 dijo...

Nada que objetar. La Guardia Civil cumple con su deber y el (des)gobierno con el suyo. La Guardia Civil obedece y el (des)gobierno roba. Cada cual a lo suyo y el ciudadano al trullo.

Un abrazo y ¡Feliz Año!

Winston Smith on 31 de diciembre de 2009, 14:47 dijo...

estupendas imágenes. En efecto la DGT solo tiene dos funciones: una es la recaudatoria, y la segunda es la elaboración de estadísticas sobre las causas de los accidentes. Estadísticas que no tienen por qué coincidir con la realidad.
También me molestan bastante sus campañas, en las que la responsabilidad siempre cae de parte del conductor (sea o no cumplidor, porque vamos todos en el mismo saco). Nunca hay una campaña en la que diga "este tramo de carretera lleva así 10 años y nunca lo arreglaremos" o un anuncio dónde digo "en este tramo hay línea discontínua y se puede adelantar. No te preocupes, sin embargo que esos olivos te tapen la visibilidad. Hay línea discontínua y adelanta, que no pasa nada".

Clandestino on 31 de diciembre de 2009, 16:35 dijo...

Furtivos listos y criminales, convirtiendo nuestros espacios 'naturales' en cotos con tenología inteligente para cazarnos: ¿Qué somos?

Eetión on 31 de diciembre de 2009, 16:36 dijo...

Por si a alguien le interesa, estas imágenes son de una autopista en Tenerife (o autovía, vete tú a saber). Una autopista que se ha hecho tan bien que en algunos tramos la limitación de velocidad es de 60 Km/h

Suko on 31 de diciembre de 2009, 16:59 dijo...

No si está claro cual es su objetivo real. Está claro que debe de haber unas normas y, como dices, penalizar a los infractores ¡Pero esas normas han de ser coherentes! Como dices el límite de 140 no sería nada descabellado.

Por si te interesa a ti o a alguno de tus lectores dejo una web que pide precisamente eso, subir el límite a 140: http://www.movimiento140.com/

Saludos y feliz año nuevo.

Ver entradas antiguas

 

Guardacostas de Galicia

Premios y galardones

Caballero ZP Copyright © 2007 / Plantilla diseñada por Blogger Template y Modificada por Caballero ZP