12 feb. 2007

ZP y Bermejo, la pareja de justicieros


"Hemos luchado contra los papás y ahora nos toca luchar contra los hijos", sentenció Mariano Fernández Bermejo autoproclamándose "represaliado ideológico" del Gobierno del Partido Popular. Mentira y podrida. El nuevo ministro de Justicia es tan falsario, vengativo y sectario como el presidente del Gobierno. Nunca luchó contra ninguno de los presuntos papás porque él mismo se convirtió en fiscal con Franco todavía vivo y coleando. Para ser más exactos, corría el año 1974 y el presunto luchador antifranquista no sólo no corría delante de los grises sino que juraba los principios del Movimiento.
Con el nombramiento del nuevo ministro de Justicia, el presidente "rojo" y "justiciero" sitúa a la horma de su zapato al frente del Ministerio de Justicia. Como Bermejo, Zapatero vendió mercancía averiada acerca de su propia historia familiar para adentrarnos en la manipulada guerra de buenos y malos, de demócratas contra fascistas que ahora revive con entusiasmo. Lo único cierto es que ni Zapatero abrió el pico contra el franquismo ni Fernández Bermejo luchó contra los papás de nadie.
Para más señas, la pareja de justicieros que casi con toda probabilidad está decidida a encarcelar a la media España que no piensa como ellos vivió francamente acomodada en el régimen. Al igual que el padre del inquilino de La Moncloa fue jefe de la asesoría jurídica del Ayuntamiento de León en plena dictadura, el cabeza de familia del nuevo ministro, Mariano Fernández Alonso, un industrial maderero fallecido el año pasado que acabó montando un par de gasolineras, era un falangista de la vieja guardia. Dispuestos ambos a resucitar el odio entre las dos Españas, ni Zapatero ni su ministro clonado se enfrentaron jamás a sus acomodadas situaciones familiares durante el franquismo.
El hasta ahora fiscal de sala del Tribunal Supremo gracias a Cándido Conde Pumpido posee una de las trayectorias más radicalmente sectarias de un miembro en ejercicio del Ministerio Público. Quien se jactó siendo fiscal de ser de izquierdas y actuar como tal, llega a su puesto para dar la estocada a la política destructiva del presidente antiespañol. La toma de las instituciones por los etarras ilegalizados de Batasuna, las excarcelaciones de asesinos sedientos de sangre o la persecución judicial contra los representantes del PP para ganar las próximas elecciones con golpes al margen de las urnas son sólo el aperitivo de lo que nos espera de aquí al 27 de mayo.
Opinion: Isabel Durán, Libertad Digital.

0 que opinaron, anímate:

Ver entradas antiguas

 

Guardacostas de Galicia

Premios y galardones

Caballero ZP Copyright © 2007 / Plantilla diseñada por Blogger Template y Modificada por Caballero ZP