26 feb. 2007

Contaminación



La aparición de DNT en las muestras de los trenes ha causado una conmoción, porque la Goma2-ECO (el explosivo utilizado el 11-M, según la versión oficial) no contiene DNT. Los medios de ¿comunicación? defensores de la versión oficial trataron de explicar primero la aparición del DNT recurriendo a la mentira pura y dura (diciendo, por el mismísimo morro, que "el DNT es componente de la Goma2-ECO").

Después, ante la evidente imposibilidad de sostener semejante falacia, recurrieron a la teoría de la contaminación en origen: el DNT aparecería, según esta nueva estupidez, porque en la fábrica se contaminaron las partidas de Goma2-ECO con un componente de otra dinamita que esa empresa fabricaba hace años.

Esa teoría es, en sí misma, un insulto a la inteligencia, por lo burda que resulta la nueva mentira. Es imposible que el DNT aparezca en esas muestras de Goma2-ECO debido a una contaminación en origen. Y es imposible por tres razones distintas:

1- Si se tratara de una contaminación en origen, ese DNT habría aparecido hace muchísimo tiempo, en los exhaustivos análisis que se realizaron después del 11-M al explosivo de la mochila de Vallecas.

2- Si se tratara de una contaminación en origen, ese DNT aparecería en todas las muestras, pero da la casualidad que sólo aparece en aquellas muestras que han estado custodiadas por los Tedax (o, mejor dicho, por sus jefes).

3- Si se tratara de una contaminación en origen, ese DNT habría sido detectado en los exhaustivos análisis de control de calidad que la fábrica realiza. Hoy El Mundo revela que nunca ha aparecido semejante contaminación en los controles de calidad realizados en la fábrica.

Nueva mentira, por tanto, de esos medios que ya trataron en su día de acusar a los peritos honrados, en lugar de a los mandos policiales que ahora van a tener que sentarse en el banquillo por presunta falsificación de pruebas. Nueva mentira de esos medios que nos acusaban de todo cuando decíamos que había gato encerrado en el tema de los explosivos de los trenes. Nueva mentira de aquellos medios que nos ponían a bajar de un burro cuando exigíamos que se aclararan las investigaciones.

¿Hay contaminación en el 11-M? Por supuesto que la hay: hay medios de ¿comunicación? absolutamente contaminados, en los que la búsqueda de la verdad se ha sustituido por la defensa de intereses políticos y económicos. Hay medios de comunicación para quienes averiguar quién asesinó a 192 personas no es un imperativo moral y, por tanto, puede supeditarse a otros objetivos. Hay medios de comunicación para los que el sufrimiento de quienes reclaman justicia no importa nada. Están contaminados, en efecto, aunque no alcanzo a distinguir si se trata de una contaminación de origen o de una contaminación de fines. En cualquier caso, contaminación.
Fuente: Luis del Pino,Libertad Digital.

0 que opinaron, anímate:

Ver entradas antiguas

 

Guardacostas de Galicia

Premios y galardones

Caballero ZP Copyright © 2007 / Plantilla diseñada por Blogger Template y Modificada por Caballero ZP