16 nov. 2010

El sector de la hostelería se manifiesta contra la Ley Antitabaco con su habitual demagogia y victimismo


Ayer por la mañana se manifestaron los sectores de hostelería, restauración y ocio nocturno ante el Ministerio de Economía contra la nueva Ley Antitabaco, un nuevo acto de cinismo, de demagogia  y de intento de presión  contra una Ley más que necesaria.

Los argumentos empleados por estos sectores ha sido el de siempre el económico y el de  los puestos de trabajo que  según ellos se perderán con la prohibición, argumentos totalmente falsos y fáciles de desmontar, a lo que hay que sumar que mi derecho a disfrutar del ocio sin enfermar está por encima de su cuenta de resultados, sobretodo sabiendo que su negocio no es el tabaco.

Creo que para nadie es nuevo que estos sectores están sobreexplotados, España  en 2009 contaba con un bar o restaurante por cada 461 habitantes, por lo que en vez de hacer demagogia con el tema del tabaco, deberían plantearse primeramente este problema tan grave que arrastran desde hace tiempo y que se ha visto agravado por la crisis económica. No olvidemos que muchos de estos establecimientos vivían en gran parte gracias al sector de la construcción, acostumbrados a llenar sus establecimientos  con estos trabajadores desde bien temprano hasta la noche.

Sinceramente es ridículo ver manifestarse a estos sectores ante esta medida, pero lo es más escucharles afirmar  que la causa para la prohibición del uso del tabaco en los espacios públicos no es sanitaria, ya que ellos ya han dado alternativas al Gobierno para preservar la salud de los no fumadores y de los trabajadores del sector.

Las medidas del sector consistirían en una zona totalmente cerrada y según ellos aisladas del resto del local y  donde los clientes se servirían ellos mismos. Seguramente el que ha pensado esta propuesta se habrá quedado calvo, afirmación que me permito debido  a su extrema absurdez.

Es curioso que después de años de abusos y de falta de respeto de los fumadores, sea ahora cuando están dispuestos a no molestar a los demás, y es curioso que los empresarios después de demostrar con la vigente Ley  el  nulo interés por sus empleados y menores, sea ahora cuando están preocupados por su salud de estos, y nos suelten el lema de, "SÍ a la salud de los trabajadores y la protección del menor, NO a la prohibición total. Contra el tabaquismo, por el turismo y la hostelería". Se pueden contar por miles los locales que desde el primer día han incumplido la vigente Ley Antitabaco, ¡que no nos vengan ahora con cuentos!




Estos sectores viven de la venta de bebidas, comidas, ocio y alojamiento, escuchar en El Gato al Agua decir a  uno de los contertulios que  precisamente el negocio de estos locales es el tabaco, ya que el  ocio consiste en el consumo del mismo es delirante. Si verdaderamente quieren vivir de este producto  lo propio seria que monten un estanco y cierren sus negocios. Ya no voy a comentar la intervención de Miguel Durán que invitaba a una rebelión cívica, me imagino que se referiría a no comprar tabaco, ya que el incivismo de los fumadores ha sido una constante que he sufrido toda mi vida.

El verdadero problema de este tema reside en la presión de las tabacaleras que ven que pueden peligrar sus elevados ingresos, y del miedo irracional de los sectores de hostelería, que es un reflejo fiel de una sociedad acostumbrada a salirse siempre con la suya a costa del perjuicio de los demás.

El incremento de precios de los años 1982-1983 ocasionó que dos millones de adultos dejaran de fumar y que 600.000 jóvenes no empezaran a hacerlo…no podemos permitir que eso ocurra otra vez. Philip Morris, 1987.

Los hosteleros españoles ya se hicieron las victimas antes de la aprobación de la  actual Ley Antitabaco anunciándonos el cierre de establecimientos y la pérdida de puestos de trabajos, la realidad fue bien distinta,  el sector facturó 2.200 millones de euros más en 2006 que en 2005, y el empleo  aumentó a razón de 34.000 trabajadores al año.

 

Descargas:

Industria del tabaco y hostelería

Evidencias científicas acerca del riesgo del tabaquismo pasivo

50 Mitos del Tabaco


Recibe estos artículos


Blogalaxia:, , , , Technorati:, , , , agregaX:, , , ,

21 que opinaron, anímate:

Draco on 16 de noviembre de 2010, 7:33 dijo...

En este tema no coincidimos.

Los no fumadores (yo lo soy) que no vayan a los locales donde se fuma, al igual que yo no voy a comer un filete a un vegetariano.

Es una imposición de tantas.

Luego nos extrañará que no nos dejen asistir a misa.

iskander on 16 de noviembre de 2010, 11:24 dijo...

Tampoco coincidimos en este tema, más que nada porque afecta a mi bolsillo muy directamente.
Algo muy rápido, cuando salió la anterior ley del tabaco muchos hosteleros invertimos sumas muy elevadas para hacer las "jaulas". Aún y con ellas los negocios bajaron considerablemente una larga temporada. Pongamos el caso de un fumador que acude cada día al bar a jugar la partida, pero en un hipotético campeonato de mus, dos de los 60 participantes dicen que no fuman y el resto debe atenerse a sus normas. Es decir, si fumas no juegas y si juegas no fumas. Otra vez la minoría vence....o se les prohíbe la participación a los no fumadores con lo que sería discriminación.

Vale que respirar el humo del tabaco ajeno es malo, muy malo, pero lo mismo pasa con quienes no tienen coche y deben respirar el humo de los coches ajenos; o con la señora que se pone su laca en el metro o las colonias o cremas de verano...... todo es malo, todo es perjudicial y hay que saber poner el límite de ambas libertades, máxime en este tema cuando ha sido culpa de los gobiernos y del sistema el que seamos tantos fumadores.

El tabaquismo es una enfermedad, lo mismo que la diabetes. A algunos les molesta el humo o ver a un señor fumando( hace bien poco una señora me llamó la atención por estar fumando en la calle), a mi me espanta ver a una persona inyectarse la insulina en el restaurante...¿qué hacemos, prohibimos a los diabéticos su inyección? .
La solución pasa por lo que ha dicho Draco: si entras a un local autorizado para fumar atente a las consecuencias.....y si no te gusta o te conviene para tu salud búscate otro libre de humos.

Y sí, en mi caso partiucular aseguro, firmo y juro que si me baja la recaudación un mínimo lo pagará el personal, porque yo no voy a perder mientras pueda evitarlo.

iskander on 16 de noviembre de 2010, 11:25 dijo...

Tampoco coincidimos en este tema, más que nada porque afecta a mi bolsillo muy directamente.
Algo muy rápido, cuando salió la anterior ley del tabaco muchos hosteleros invertimos sumas muy elevadas para hacer las "jaulas". Aún y con ellas los negocios bajaron considerablemente una larga temporada. Pongamos el caso de un fumador que acude cada día al bar a jugar la partida, pero en un hipotético campeonato de mus, dos de los 60 participantes dicen que no fuman y el resto debe atenerse a sus normas. Es decir, si fumas no juegas y si juegas no fumas. Otra vez la minoría vence....o se les prohíbe la participación a los no fumadores con lo que sería discriminación.

Vale que respirar el humo del tabaco ajeno es malo, muy malo, pero lo mismo pasa con quienes no tienen coche y deben respirar el humo de los coches ajenos; o con la señora que se pone su laca en el metro o las colonias o cremas de verano...... todo es malo, todo es perjudicial y hay que saber poner el límite de ambas libertades, máxime en este tema cuando ha sido culpa de los gobiernos y del sistema el que seamos tantos fumadores.

iskander on 16 de noviembre de 2010, 11:25 dijo...

El tabaquismo es una enfermedad, lo mismo que la diabetes. A algunos les molesta el humo o ver a un señor fumando( hace bien poco una señora me llamó la atención por estar fumando en la calle), a mi me espanta ver a una persona inyectarse la insulina en el restaurante...¿qué hacemos, prohibimos a los diabéticos su inyección? .
La solución pasa por lo que ha dicho Draco: si entras a un local autorizado para fumar atente a las consecuencias.....y si no te gusta o te conviene para tu salud búscate otro libre de humos.

Y sí, en mi caso partiucular aseguro, firmo y juro que si me baja la recaudación un mínimo lo pagará el personal, porque yo no voy a perder mientras pueda evitarlo.

Caballero ZP on 16 de noviembre de 2010, 12:47 dijo...

Draco e Iskander:
Como ya sabéis ya rebatí todos estos aspectos en el post anterior que hice sobre este tema y que esta enlazado también en este.
Iskander da en la clave de este problema y sin darse cuenta me da la razón en el por qué no se puede permitir sitios de fumadores.
Draco dice que no se va a comer un filete a un vegetariano al igual que podemos no ir a los lugares donde se fuma. No se da cuenta Draco que con esa postura al que se me prohíbe es a mí ir a los sitios. Que yo sepa el tabaco no es el negocio de un bar de tapas o de un restaurante, por lo que el ejemplo del filete y el vegetariano carece de sentido yo, yo tengo el mismo derecho que el fumador a disfrutar de los productos de ese bar.
Iskander dijo: “Algo muy rápido, cuando salió la anterior ley del tabaco muchos hosteleros invertimos sumas muy elevadas para hacer las "jaulas". Aún y con ellas los negocios bajaron considerablemente una larga temporada. Pongamos el caso de un fumador que acude cada día al bar a jugar la partida, pero en un hipotético campeonato de mus, dos de los 60 participantes dicen que no fuman y el resto debe atenerse a sus normas. Es decir, si fumas no juegas y si juegas no fumas. Otra vez la minoría vence....o se les prohíbe la participación a los no fumadores con lo que sería discriminación”.
Dejando claro que son pocos los sitios que han cumplido a rajatabla con la actual Ley y que en muchos casos de locales grandes se han limitado a separaciones con biombos y en ocasiones ni eso, y que a los pequeños tenemos directamente prohibida la entrada los no fumadores, vamos a analizar la repercusión de lo dicho por Iskander.
Esas discusiones de que unos quieren fumar y otros no quieren es precisamente lo que va a evitar esta ley. Yo que no fumo me veo arrastrado a restaurantes de fumadores por familiares y amigos, ya que estos siempre intentan imponer su adicción a la hora de ir a un sitio. En tu bar con la prohibición la gente seguirá jugando la partida sin discusiones, seguirán consumiendo sus cañas y sus tapas y podrán seguir fumando, en la calle y en su casa claro está.
Precisamente el que existan locales de fumadores o no, (me gustaría que me dijeses donde están los que no se permite fumar), es lo que no está funcionando, y si quiero relacionarme estoy condenado a respirar el humo perjudicial del tabaco, por lo que cuando apeláis al derecho de los fumadores estáis pisoteando mi derecho, ya que me condenáis a no poder entrar en ciertos sitios que son de carácter público y que parece ser que lo habéis olvidado. No olvidemos que yo no perjudico a nadie al no fumar y no se pude decir lo mismo de los fumadores, por lo que su derecho termina donde comienza el mío, el mío a ir a donde quiera sin restricciones, ya que yo no perjudico.
Saludos

iskander on 16 de noviembre de 2010, 13:15 dijo...

Veamos, locales donde no se puede fumar, en Madrid por ejemplo, conozco un montón que aplican esa norma. por ejemplo todos los locales habitualmente frecuentados por niños como los Burger. Y eso me parece bien. Vale.
Conozco en primera persona cafeterías en Cuatro Caminos que aplicaron la norma a rajatabla, no se permitía fumar ni en la barra y mucho menos en el comedor. De dar 180 menús diarios se quedaron en 25. Otro caso real puede ser en Pinar de Chamartin, un bar muy pequeño, con capacidad para unos 25 clientes. Prohibió fumar y en una semana tuvo que quitar la prohibición a pesar de que en la zona no hay más bares cercanos, los vecinos se desplazaban a los otros bares algo apartados pero que les permitían fumar.

Draco on 16 de noviembre de 2010, 13:19 dijo...

Partiendo de la base que soy fumador, no en delincuente, me parece que antepones tu derecho a no fumar en los sitios donde yo debería tener derecho a fumar.

Con lo que el ejemplo del filete me sigue pareciendo válido.

Por mucho que mis amigos, y lo hcaen, se empeñen que vaya comer a un chino este cura se niega.

Lo que no pretenderé nunca es que en los chinos me tengan que servir una fabada, y la pueda regar con sidra.

Para eso tengo restaurantes asturianos.

iskander on 16 de noviembre de 2010, 13:21 dijo...

Hablas de ser discriminado por ser no-fumador. Yo te hablo de algo mucho más grave. Si consideramos al fumador como un enfermo estamos hablando de discriminación por enfermedad, de no permitirle tener sus lugares de ocio y reunión debido a su enfermedad.

Yo tengo familiares que no fuman, amigas de mi mujer que no visitaban mi casa cuando estoy yo porque yo fumo.Y me parece bien, por más discusiones que tenga con mi mujer. Jamás he fumado en la misma habitación que estén mis hijos o cualquier niño, ni en el coche aunque viaje solo. Pero de la misma manera que intento respetar a los no-fumadores pido respeto para los fumadores. No olvidemos que esta enfermedad, este vicio, esta droga ha sido inyectada por el sistema años y años, generación tras generación y estas son las consecuencias.
El problema radica en que cuando no se sabe educar a la sociedad se debe usar la prohibición.

Por otra parte te aseguro que es imposible pensar en organizar un campeonato nacional de mus con 200 jugadores y la prohibición de fumar. No me vale el ejemplo de los casinos donde no se puede fumar y acuden los jugadores, porque quien visite los casinos y salas de bingo(ahora hablamos de estas) se dará cuenta de que no la cumple ni el jefe de sala.
Los bingos. Se habilitaron las zonas de no-fumadores...a día de hoy siguen vacías y los que se sientan lo hacen obligados por el espacio.

Señor Ogro. on 16 de noviembre de 2010, 14:26 dijo...

A sabiendas que discrepo con el bloguero, tengo que poner mi opinión:

- La única prohibición con cierta lógica sería o la de la prohibición total del tabaco, o la de la prohibición del tabaco en el hogar con menores y coches; lugares donde viven o tienen que ir los menores de forma NO opcional.

- La prohibición de una substancia LEGAL en negocios privados, donde nadie esta obligado a entrar, es un liberticidio infame, brutal y sobre todo cínico e hipócrita.

Lo que tienen que hacer los no fumadores para no tragar humos en locales o negocios privados, es ir a locales para no fumadores.

Candela on 16 de noviembre de 2010, 14:33 dijo...

Yo tampoco estoy de acuerdo con esta ley. Si actualmente sobreviven pequeños bares y restaurantes es porque la gente acude a tomar el cafelito y fumar un cigarro en el descando del trabajo. Son estos pequeños comercios los que van a salir más perjudicados.

En cuanto a no dejar fumar ni en las terrazas ni en los parques es ya demencial. Podemos con los humos de coches y otros contaminantes y nos prohiben el tabaco.

A mi me molesta salir de noche y tener que esquivar a gente borracha tumbada por las aceras. Gente que además, puede luego coger un coche y causar accidentes, pero no se prohibe beber..En fin, creo que si se ponen en ese plan deben atacar todo lo que es malo para la salud, contaminación acústica etc...Que la han tomado con nosotros, como ahora la toman con los muñecos de los burguer.

Caballero ZP on 16 de noviembre de 2010, 16:13 dijo...

Draco esta discusión se puede eternizar si no consigues ver que tú no deberías tener derecho a fumar en ningún sitio que compartes con otras personas, por el simple hecho que el que perjudicas eres tú, ya no digo que molestes, digo que perjudicas. No se puede reclamar un derecho cuando se pisotea el de otro.
Respeto a los restaurantes y bares te sigo diciendo lo mismo, viven de la venta de sus productos, no de si la gente fuma o no. Decir que la gente va a dejar de irse a tomar su tapa, caña o copita porque no dejen fumar es ridículo, sobretodo sabiendo lo que ha ocurrido en otros países que se ha aplicado la prohibición y conociendo el carácter español.
Saludos

Caballero ZP on 16 de noviembre de 2010, 16:28 dijo...

Iskander: Te puedo asegurar que en donde yo vivo no hay ningún local que sea de no fumadores y eso a pesar que hay más bares y restaurantes que agujeros tiene Gallardón en sus calle, a lo mejor es que me tengo que limitar a irme a tomar una cerveza al Burger King.
Respecto a la discriminación de un enfermo es un argumento con poca validez, no olvidemos que no prohíben fumar, lo prohíben hacer donde con vuestro humo dañáis la salud de los demás. No querrás decirme que para no “discriminar” a un enfermo tenemos que enfermar al resto de la población.
Yo no sé si el sistema ha inyectado esta droga o no, lo que sé es que soy un ciudadano como tú, que tengo 40 años de edad y que nunca me he visto obligado por nada, excepto a fumar pasivamente. Al igual que tu podría haber caído en el tabaquismo o en la drogadicción como otros, o en el alcoholismo, lo que desde luego no le puedo echar las culpas a nadie de mi elección, al igual que no podéis echar la culpa a nadie los que tenéis algún tipo de adicción. Debo recalcar que no soy ningún adicto al deporte ni un obseso de nada, incluso he soportado en silencio 40 años que los demás fumasen y no he protestado, ahora creo que ya es hora de que cambien las cosas.
Está claro que los hosteleros tenéis un miedo irracional a este cambio o cualquiera, me recuerda a los empresarios que protestan por la remodelación de las calles de sus negocios, pero que luego nunca más se les oye después de que estas terminan y sus ingresos suben sustancialmente.
La realidad demuestra que en los países que se ha aplicado la prohibición la hostelería ha crecido, eso es debido a que los que no fumaban y se resistían a asistir a locales lo hacen por primera vez, y los que fumaban siguen asistiendo porque nada tiene que ver el fumar con salir de tapas y cañas.
El problema que cuentas del campeonato de Mus es problema ahora, con la prohibición dejará de existir, y al que le guste el Mus seguirá acudiendo a jugar, con la molestia de tener que salir de vez en cuando a la calle a fumar. Debes entender que dejar la elección de bares de fumadores y de no fumadores ya existe y no funciona, no funciona porque los empresarios por miedo toman la primera opción, la prohibición total hace jugar a todos los locales en igualdad de condiciones.
Un saludo, ya verás cómo tu negocio crece.

Caballero ZP on 16 de noviembre de 2010, 16:33 dijo...

Tienes razón que debería prohibirse el tabaco, lo malo es que sin prohibirlo montan la que montan y hablan de que le han pisado sus derechos, no te cuento ya si les aplican la prohibición de verdad.
Respecto a los locales de no fumadores ya he dicho la realidad, no existen o se pueden contar con los dedos de las manos. La falta de existencia de estos locales se debe a que el empresario se acoge a luchar en igualdad de condiciones con otros locales, por lo que si se prohíbe en todos se acaba con el problema.
Repito que no hay que olvidar que los bares y restaurantes no son fumaderos, son locales que están destinados a otra actividad y así lo solicitaron en su licencia.
Saludos

Maribeluca on 16 de noviembre de 2010, 16:56 dijo...

Para una cosa buena que tenían en su haber se la cargan con radicalismos, de acuerdo en que la ley era necesaria y aquí los no fumadores nos hemos tenido siempre que tragar el humo, pero hay formas y formas y hemos elegido la más radical, odio los talibanismos y no veo por qué cada dueño no puede decidir qué quiere para su local o por qué no puedo fumarme un puro en una boda..está peor visto casi que abortar (y se lee cada comentario por ahí de asociaciones de no fumadores que dan bastante miedito)

Amigos de Chenchu on 16 de noviembre de 2010, 17:51 dijo...

Los nuevos no fumadores (yo lo era hasta hace mas de un año), cuando entramos a un bar estamos de enhrabuena. Aparte de ahorrar en salud por los malos humos, tenemos algo mas de dinerito.
Cuando me fumaba la cajetilla diaria de rubio iba al bar, pagaba por ella y por un cortado o una cerveza (total, mas de 5 euros díarios), hago la cuenta de la lechera: ahora gasto menos de 150 € al mes y tengo mas salud, pero no he dejado de ir al bar o restaurantes en la misma frecuencia de cuando era fumador. Menos pamplinas y a ser mas solidario con los no fumadores. Por supuesto, soy muy permisivo porque se lo dificil que es ser un ex-fumador, quiera fumar que lo haga, pero no en los recintos públicos.

Eleonora on 16 de noviembre de 2010, 23:17 dijo...

Son malos hasta para hacer una ley que deje contentos a todo le mundo.
Que habilidad tienen para crear trifulcas con nada.

Me apena ver que haya tanto enganchado al tabaco por culpa del mismo estado y ahora los traten peor que el que esta´enganchado a la cocaína.

Lo peor, es que en todo esto el gremio de hosteleros están de uñas después de la movida de hacer inversiones para no perder clientela.

si el estado no quiere que nadie fume.
Primero, incentivar programas de desintoxicación y tratamientos para dejar el tabaco, cueste lo que cueste.

Y segundo, todo aquel que haya enfermeado por el tabaquismo provocado por el estado, indemnización.

Todo ello paralizando la producción tabaquera en manos del estado.

Esto sí que sería una reforma en pos de la salud de los españoles.
Lo demás es nada más que joder la marrana.

Saludos.

iskander on 17 de noviembre de 2010, 9:18 dijo...

Esto, Caballero ZP, me va recordando a la discusión de taurinos y no taurinos. Cada cual tiramos a lo nuestro pero no sacamos conclusiones conjuntas. Muy típico en España y que no nos va a llevar a nada.

Pero fíjate que fácil lo tenemos los hosteleros, si nos baja el negocio un X por ciento, despedimos a esa X de personal, así de sencillo y radical.

Ahora me gustaría saber quien me va a devolver las inversiones en las jaulas que monté tanto en Madrid con en Las Palmas. Y quien me va a devolver la licencia de venta de tabaco, y quién la inversión en la cava de puros para el restaurante, que por cierto te diré que ayer mismo en el restaurante de Madrid se vendieron 19 puros, inversión que me permite un beneficio suficiente para mantener a un trabajador más en la empresa.
Pero bueno, seguiremos a la espera y el pueblo hablará.
Mientras esperamos ¿nos echamos un cigarrito?

espanoleando on 17 de noviembre de 2010, 20:24 dijo...

Excelente entrada. A todos los que critican la ley en los comentarios, creo que una sola cosa basta para defenderla: la ley es igual de restrictiva que en todos los países de Europa Occidental, y en ninguno de ellos ha habido consecuencias negativas para nadie.

"El propósito de este veto no es limitar el derecho a fumar, sino observar, por fin, el derecho a no fumar. La salud, el ocio y la comodidad han de primar sobre el vicio."
http://peroenquepaisvivimos.wordpress.com/2010/10/20/el-derecho-a-no-fumar/

Draco on 17 de noviembre de 2010, 20:51 dijo...

Ya, que no te prohibe rezar, lo que te prohibe es que reces donde vayan turistas que no recen.

¡Venga ya!

Caballero ZP on 17 de noviembre de 2010, 23:20 dijo...

Españoleando:
Creo que tu comentario es extraordinario si como el post que nos has recomendado, ya que en pocas palabras queda demostrado cual es el problema y su solución.
"El propósito de este veto no es limitar el derecho a fumar, sino observar, por fin, el derecho a no fumar. La salud, el ocio y la comodidad han de primar sobre el vicio." Es precisamente lo que no entienden los fumadores.
Ellos tienen derecho a fumar y a expulsar un humo perjudicial y nocivo a los demás, y los no fumadores tenemos que quedarnos sin nuestro derecho al ocio, la comodidad y la salud ya que ellos como juez y parte han declarado que en España no se puede tomar una caña, una tapa, una comida o echarse un baile sin aceptar que nos maten. Ellos que son los que perjudican tienen el derecho a monopolizar los locales de ocio.
Una buena muestra del esperpento de las argumentaciones de los fumadores lo veía esta misma noche en los SMS del gato al agua, comentarios como que los padres somos responsables de meter a los niños en espacios llenos de humo, o el decir que a uno le molesta el olor de los demás en el avión, es la prueba de que los fumadores han perdido el norte por su adicción, o que simplemente su cinismo no tiene límites.
Mis hijos se ven obligados a entran en un espacio con humo porque hay fumadores que emiten ese humo pensando nada más en ellos, mis hijos tienen que entrar en un espacio con humo porque no si no les tendría que privar e ellos y a mí mismo de disfrutar de unas cañas unos refrescos y unas tapas, o de salir a comer en familia un sábado o un domingo. ¿Pero qué coño le importa eso a los fumadores incapaces de ver más lejos de su ombligo y de sus supuestos derechos?, ya va siendo hora de que se enteren que su derecho termina donde comienza el de los demás, el que tengo al ocio y disfrutar del establecimiento que me apetezca sin que me maten.
Saludos

Caballero ZP on 17 de noviembre de 2010, 23:28 dijo...

Una encuesta que aún está abierta sobre este tema en el periódico EL Mundo, deja claro que un 76% de los votantes opinan que hay que hay que ampliar la prohibición tal y como se va a hacer. Seguro que ahora se dirá que han votado en masa los no fumadores y tal y tal, pero la realidad es que los mismos que criticarán la encuesta la han aceptado para otros temas.Encuesta
Saludos

Ver entradas antiguas

 

Guardacostas de Galicia

Premios y galardones

Caballero ZP Copyright © 2007 / Plantilla diseñada por Blogger Template y Modificada por Caballero ZP